Archives for category: Elementos

Ahora que tus ojos se han abierto un poco más al Feng Shui, examinaremos los cinco elementos y la forma de relacionarse con nuestro entorno.

Estos cinco elementos son: madera, fuego, tierra, metal y agua, y están considerados las piezas esenciales con las que se construye todo aquello que existe sobre la tierra.

Estos puntos están asociados con los puntos de la brújula y se muestran en el mapa Bagua. La madera estaría situada en el Este, el fuego en el Sur, el metal en el Oeste y el agua en el Norte. La tierra, o equilibrio, es el balance natural de los otros cuatro elementos y aparece en el centro de la Bagua. Estos elementos siguen el ciclo del yin y el yang, el fuego es mayoritariamente yang y el metal y el agua yin.

El Feng shui considera que los seres humanos están compuestos por una combinación de los cinco elementos y que por lo tanto se sienten especialmente cómodos cuando todos están de alguna manera presentes en sus hogares o lugares de trabajo.

Cuando trabajamos con los cinco elementos, utilizamos tres técnicas básicas:

  1. Identificación de los elementos de un entorno.
  2. Valoración de la necesidad de añadir o modificar factores relativos a los elementos.
  3. Dictamen de sugerencias y consejos específicos para establecer un equilibrio necesario entre los elementos.

Para valorar esto, podemos utilizar la <>, buscando los elementos reales propiamente dichos, o bien aquellos que los simbolizan o del color o forma asociada a uno de ellos.

El chi puede ir de un elemento a otro de dos maneras conocidas como el Ciclo Constructivo y el Ciclo Destructivo. En el Ciclo Constructivo, el chi sigue un camino circular. Cada elemento da energía útil a los de cada lado; por ejemplo, el agua apoya la madera y debilita al metal, y la madera debilita al agua y nutre al fuego.

Sin embargo, en el Ciclo Destructivo, el círculo está interrumpido. El chi de cada elemento se mueve en líneas rectas, evitando el próximo elemento y controlando el siguiente.

Podemos utilizar el Ciclo Constructivo para estimular el chi de un sector de la Bagua. Un ejemplo de ello sería, por ejemplo, aumentar con elementos agua la energía del sector sureste, que está gobernada por la madera. De la misma forma, el Ciclo Destructivo puede ser útil en los cuartos de baño añadiendo símbolos de tierra a la decoración y controlando de esta forma la energía agua que domina en esa estancia.