Ha de estar despejada y ser luminosa y alegre.

Debe rezumar calidez y sensación de acogida.

Al ser la principal zona de dispersión de energía chi (entrada) debemos pintarla de un color luminoso y claro. Si se trata de un vestíbulo pequeño, podemos darle un poco de amplitud colocando un espejo para expandir el espacio, pero nunca debe estar situado frente a la puerta o enviará el chi de nuevo al exterior.

Si tenemos una puerta trasera o ventana conectada directamente con la principal, el vestíbulo actuará como un túnel aerodinámico, en este caso, podemos colocar un móvil en el techo o colocar un mueble o planta, para hacer más serpenteante el chi.

Debemos asegurarnos de que sea luminoso, evitando rincones oscuros, si es necesario colocaremos iluminación o iluminaremos una planta para activar el chi de esta zona.

Si el aseo o la cocina dan al vestíbulo o pasillo, debemos asegurarnos de que las puertas de estas estancias permanezcan cerradas. Y si el baño se situase frente a la puerta principal, tendremos que bajar la tapa del wáter y tener la puerta siempre cerrada.

entrada