Los tonos de amarillo resultan ideales para el salón, estimulan la conversación y favorecen la sociabilidad y armonía entre los miembros.

Las fotografías de amigos y familia, dan también sensación de cohesión.

Debemos evitar muebles y adornos con esquinas afiladas que producen un chi negativo. La mejor forma por tanto para una mesa de comedor será redonda u ovalada.

Es mejor colocar sillas sofás y muebles contra las paredes, de forma que el centro se encuentre despejado. Al mismo tiempo, debemos evitar poner relojes que son recordatorios inoportunos del paso del tiempo. Un salón debe ser eterno.

salon